Make your own free website on Tripod.com
Pour français, choisir: anges.htm
Für Deutsch wählen Sie hier aus: engel.htm
For English, Select: angelic.htm
La Intervención Angelica
por Carlos H. Clever

    El sol brillante reflejando la caliente arena del desierto causó que nuestros ojos parpadearan.  El vidrio teñido de nuestro vagón hizo muy poco para aliviar el deslumbre en nuestro largo viaje hacia el sur de la frontera Mexicana.  Yo miré hacia atrás del vagón. Estaba repleto de ropa y alimento que habíamos cargado para los empobrecidos trabajadores del campo.  Ellos viven en casas provisionales situadas a lo largo de los canales de irrigación en México. "Desearía tener más para dar, Luis," Yo dije.
    Luis instintivamente le dió vuelta a la perilla para bajar el volumen al cassete cristiano que tocaba en la casetera. "Yo también ," Luis contestó, "pero Dios tiene una manera de multiplicar lo poquito que traemos." ¡ "De todos modos," él continuó, "la gente que asiste a nuestras reuniones han encontrado algo mejor que el alimento -- las verdades de la Biblia!"
    "Eso Es verdad," Yo agregué. "Dios ha trabajado poderosamente en este ministerio.  hay más de -cien aldeas que asisten a las reuniones."
    "Y el ángel. .." Luis continuó, "La mujer que vio el ángel ha abierto la manera para que Dios trabaje en otra aldea. ¡ qué emocionante!"
    Yo siempre disfruto hablar con Luis y su madre, Leticia, sobre la guía providencial de Dios en este  ministerio -- especialmente sobre la intervención Angelica.

    Los cuentos de ángeles son tan intrigantes -- cuando escuchamos de esos silenciosos e invisibles compañeros los cuales escuchan nuestro primer llanto al nacer,los cuales cubren y protegen nuestras cabezas durante la vida, y los cuales serán los primeros en saludarnos la mañana de resurrección cuando seamos cambiados en Su gloria (1 Corintios 15:51-53; Mateo 18:10, 24). Exactamente por qué ellos escogen el revelarsen a sí mismos tan raramente es un misterio y desilusión. Quizás a ellos les gustaría comunicarse con nosotros personalmente , pero confiando completamente en su Líder, ellos aguardan el momento cuando el velo se retirará completamente -- Entonces nunca más miraremos a través del vidrio,oscuro; sino que veremos cara a cara (1 Corintios 13:12).
    Algunos sicólogos infieles sugerirían ese vistazo Angélico como el resultado de alucinaciones sicofrénicas.  Ellos fallan a mirar las circunstancias que rodean la visita angélica que validan la ocurrencia.
    Pocos preguntarían sobre la visión de Josué del Angel del Señor, o de Gideon " encuentro cercano de la tercera clase" sus visiones  fueron seguidas por obvias manifestaciones divinas visibles a todos (Josué 5:13-15; 6:1-5; Jueces 6:11-23).  Nosotros no somos, sin embargo, capaces de probar todos los reportes de las visitas celestiales cuando sólo una persona ve al ángel.  Un ejemplo de esto es la misma visión que Luis y yo discutimos en este viaje a México.
    Un visitante de uno de nuestros estudios Biblicos en Ciudad Morelos, Baja, hizo una visita especial de regreso a nuestra comunidad para decirnos cómo ella había visto un ángel parado cerca de Leticia Bravo.  Leticia le había estado enseñando las escrituras a un cuarto lleno de gente la noche antes. " Yo quise llorar!" la dama exclamó. "Había un ángel parado atrás de usted."  Si era una ilusión o un ángel es desconocido, pero el resultado era profundo -- la mujer fué a su propia aldea y volvió con una petición firmada por cincuenta personas solicitando los estudios biblícos.  Cuándo Luis me presentó a la mujer, ella estaba muy emocionada. No sólo acerca del Angel que asistió a la reunión, sino acerca de verdades sencillas de la Biblia que ella nunca había oído antes. No había duda en su mente que ella había visto el ángel, y que la mano de Dios estaba en este trabajo.

    Hay tiempos cuando un ángel es visible a más de una persona.  Si todo reporta la misma experiencia, nosotros entonces podemos estar seguros que no es una alucinación sino sinceramente un visitante celestial.  Era la mañana del Sábado en la iglesia cuando Luis colocó su mano en mi hombro y con entusiasmo recordó el incidente. "Hermano Charles," él dijo, "Dios hizo un verdadero milagro para nosotros en México."
    Luis explicó que él y su madre acababan de cruzar la frontera en San Luis, México, cerca de Yuma, Arizona.  Ellos estaban cansados después de cargar la camioneta y manejar tantas millas del camino desolado del desierto. Después de llegar al Puerto de Entrada Mexicano, ellos se encontraron con la incredulidad de tratar de convencer a los guardias de que el alimento y ropa de la camioneta era para el trabajo misionero.  Los federales de mala gana [sbrk] permitieron que ellos pasaran, pero unos pocos minutos después ellos cedieron y persiguieron la camioneta para demandar impuestos de importación.  Luis dijo que esto era una experiencia de miedo el ser forzado fuera del camino esa noche oscura.  otra vez ellos explicaron que los bienes eran para el pobre, pero los guardias indignados no se convencieron. "Usted nos miente," los guardias gritaron. Luis y su madre fueron incapaces de prevalecer.     Entonces un hombre viejo y un chico joven se acercaron de una casa débilmente iluminada del lado de la carretera. ¡El hombre dijo, "déjelos tranquilos! ¡Ellos siempre me ayudan."  Los guardias continuaron con su argumento.  Entonces el hombre viejo repitió lo mismo, "déjelos tranquilos! Ellos siempre me ayudan."
    Uno de los guardias le dijo a Luis: "Si esto es verdad, entonces deles algo."
    Ni Luis ni su madre reconocieron el chico o al hombre viejo, pero su misión era dar. "Con mucho gusto ," dijo Luis, y llenó sus brazos con bollos de pan. ¡ "Aquí! Tome algunos más."
    ¡Misteriosamente convencidos, los guardias se confundieron, y entonces permitieron que los Bravo continuaran.  era una admiración inspiradora! No solamente Luis y su madre no recordaban a sus rescatadores de previos viajes, pero al volver al área al día siguiente para darles las gracias al hombre y al chico, ellos no estaban allí. Tampoco, encontraron la casa, sólo una larga tira de tierra separando la carretera de algunas tierras planas.  Era esta una intervención angelica?  Los guardias y los Bravos lo vieron. Y si usted habiera visto el entusiasmo en la cara de Luis y su madre cuando ellos hicieron el recuento de la confrontación, usted creería también.
Habiendo frecuentemente viajado el largo camino a México con los Bravos mientras participamos el evangelismo, la distribución de alimento y ropa, y la construcción de santuarios, nos ha dado mucho tiempo para conversación.  En un viaje Luis expresó: "Mi hermano, Joe, vió un ángel."
    Entonces la madre de Luis, Leticia, tomó el poder de la historia.  parece que Joe había desaparecido en su coche nuevo.  " Yo oré por él continuamente," dijo ella. " Yo tuve miedo que quizás él había chocado el coche sobre la orilla de una montaña, o quizá en el río.  Entonces al orar en la iglesia un Sábado una voz me habló y dijo: "Joe llamará esta noche a la hora de acostarse." Inmediatamente le dije a Luis sobre la voz que oí mientras oraba."
    Tiene razón," Luis dijo. "Y esa noche Joe llamó. Él dijo que un hombre en una bicicleta le había dicho que llamara al hogar esa noche porque su madre estaba preocupada por él.  El hombre sabía todo sobre nuestra familia -- hasta de mí. Después desapareció ante los ojos de Joe."
    Leticia repitió el cuento: "después de oír la voz nosotros esperamos ansiosamente la llamada de Joe, pero después de la cena nada había acontecido. Terminé los platos de la cena y fuí al dormitorio a ponerme la ropa de noche. ¡Pensaba que quizá yo me había imaginado la cosa -fué entonces cuando el teléfono sonó... y era Joe! Él dijo: "no se preocupe por mí, mamá. Estoy muy lejos, pero eventualmente regresaré a casa."

    ¿Habló Dios realmente a Leticia?  Vió Joe realmente a un ángel? Pasarían dos años antes de confirmar el cuento con Joe.  al fin de cuentas, él fué el que vió al ángel y lo probó llamando a la casa.
    Yo había estado orando para la guía divina acerca de mi alejada esposa y no sabía que hacer. Leticia se reunió conmigo después de la iglesia una tarde de Sábado y dijo, "Mientras estaba orando en la iglesia acerca de su separación del matrimonio, una voz me instruyó acerca de su esposa."
    ¿Podría ser este el consejo por el que yo oraba? Yo pensé.  Estaba ansioso de conocer el deseo de Dios sobre mi separación del matrimonio, yo necesitaba saber, "Era esta una voz de Dios o su imaginación?" Yo recordé su historia de la voz dos años antes cuando ella oró para Joe. Ambos Luis y Leticia supieron que la voz les dijo que Joe llamaría. Pero total confirmación de las voces celestiales del cielo sólo podrían ser obtenidas hablando a Joe - El fué el que vio al ángel y yo necesitaba preguntarle.
    "¿Ha visto usted su ángel guardián?" Le pregunté a Joe en su apartamento de dos pisos una tarde mientras esperaba un camión para llevar algunas bancas para la iglesia que construímos en Cinco De Mayo, Baja.
    ¡Una gran mueca apareció en la cara de Joe cuando él contestó, "Sí! Y nunca olvidaré. Mi amigo y Yo estuvimos estacionados al lado de la carretera."
  ¿ " En qué parte del país estaba usted, Joe?" Yo interrumpí. ¿ "Recuerda usted?"
    "Era muy lejos, Louisiana, yo creo. ¡Habíamos parado para el almuerzo donde un solo camino de la carretera principal hizo una vuelta por el bosque donde podríamos estacionar. No había ningún otro camino que entrara esta área.  Este hombre joven se nos acercó cabalgando una bicicleta roja y me llamó por mi nombre: 'Joe Bravo, Joe Bravo, llame esta noche a su casa! ¿Su madre está preocupada por usted.'  'usted me conoce?' Le pregunté. 'Seguro,' el hombre me contestó. 'Yo lo conozco a usted, su madre Leticia, y sus hermanos.' Entonces el ángel me dijo todo acerca de mi familia."
    ¿ "Como se miraba él, Joe?" le regunté.
    "Él era alto y delgado," Joe contestó. "Y tenía una sonrisa hermosa; yo nunca lo olvidaré. Cuando hablábamos, él interrumpiría y dijo, 'Usted sabe, Joe, usted debe ir a casa. Su madre está preocupada acerca de usted.'  después de hablar unos pocos minutos él dijo, ' adiós' y comenzó a pedalear arriba el camino hacia la carretera.  Mi amigo y yo nos miramos rápidamente el uno al otro y otra vez al ciclista.  El había desaparecido."
    "¿Qué hizo usted entonces?" Le pregunté.
    " Nos miramos uno al otro con ojos grandes, entonces yo dije, 'salgamos de aquí! ' yo tuve que encontrar un trabajo para ganar dinero para la gasolina porque era un largo camino a casa -- tomó cerca de un mes para llegar allí."
    El encuentro de Joe convence.  la voz de Dios vino en respuesta a la oración de una madre preocupada, y del mensaje, "Joe llamará esta noche a la hora de acostarse," fué llenado por una llamada de teléfono de su hijo esa misma noche.  Y la conversación de Joe con el extraño que desaparece mientras está 2,000 millas lejos. ... Qué más evidencia se necesita para convencer a todos que Dios había intervenido personalmente en sus vidas.
    Y Dios usó también este cuento para guiarme de un matrimonio con problemas; y aunque ningún ángel audiblemente me habló, yo tengo la certeza que un Salvador amoroso oyó mis oraciones y el consejo divino sería mandado a traves de un instrumento humano.

    Luis y yo somos intimos amigos, y mi recuerdo de su primer viaje a México estan todavía frescos en mi mente. A mediados de los -1970's, su madre sugirió primero que ellos compraran la ropa y las cobijas para México. Regresando de este viaje de "ensayo", Luis dijo de sus dificultades. Además del calor, ellos no conocían a nadie y sólo tuvieron unas naranjas para el almuerzo. Sin conocer el área y su misión, ellos pararon por el camino cerca del mediodía y oraron para que el Señor les mostrara si esto era el trabajo que El quería que ellos hicieran. ¡Ellos manejaron a unas casas hechas de palos y barro y gritaron a una mujer en español: "Venga aquí! hermana. Tenemos una cobija para usted." La mujer se paró inmóvil, entonces ellos repitieron la oferta.
     "Su contestación nos asustó," dijo Luis. ¡ "La mujer comenzó a gritor a su vecino: 'Mi sueño! Mi sueño!'  Ella entonces explicó que ella acaba de decir a su vecino de su sueño esa noche que algunos extranjeros la darían una cobija para calor."
  Yo doné algunas cien libras de frijoles salvados de los restos de un tren. Regresando de México, Luis y Leticia dijeron como alguna gente verdaderamente llora cuando ellos reciben frijoles. "Dios los bendiga, Dios los bendiga," ellos dijeron. "Nosotros no sabíamos lo que comeríamos esta noche." Al oír esto, yo a menudo compro frijoles y harina para que los Bravos lleven allí, y cuando los horarios del trabajo permiten, viajo con ellos y participo en la distribución. La gente en nuestra comunidad comenzó a donar los bienes usados de ropa y de la casa. La cantidad aumentó al grado que otros, inclusive los otros hijos de Leticia , Joe y Max, fueron llamados para ayudar.
     En casa, Luis y su madre viajan de pueblo en pueblo a buscar especiales en zapatos nuevos u otros artículos esenciales necesitados por sus amigos en México -- dinero extra se gastó para estos artículos. Y de sus propios fondos, ellos a menudo fueron forzados a pagar grandes impuestos para el país.

     Desde este tiempo, Leticia ha entrado al descanso del Señor. Y como el compasionado Dorcas de los tiempos apostólicos, ella aguarda el día de la resurrección cuando nuestro Salvador la despertará del dormitar pacífico de la muerte. En su cuerpo inmortal que nunca jamás probará la muerte o el decaimiento, ella entonces se reunirá cara a cara con el ángel guardián. Él la tomará por la mano y la escoltará personalmente a la Mansión preparada para el redimido en el Cielo. "Y El [Jesús]  mandará a sus ángeles con un sonido magnífico de una trompeta, y se reunirán juntos. Su elegido de los cuatro vientos, de un lado del cielo al otro."(Mateo 24:31).
    Uno cosa más. Usted quizás se esté preguntando acerca de la aldea donde la dama vivió y quién vio al ángel.  El Sacerdote Católico de allí hizo saber que seríamos matados si comenzamos las reuniones en su territorio.  Dios proporcionaría, aunque sea, abriendo el trabajo en una aldea en la dirección opuesta. Nosotros "pusimos la otra mejilla" y el éxito que asiste el trabajo tuvo como resultado nuestra construcción de una iglesia en una comunidad diferente.

    A veces yo me pregunto: si solamente nosotros que somos deficientes en fe de este planeta malvado podríamos comprender completamente el interés profundo del Cielo en nuestra vida,  Su cuidado personal, y tremendo amor . Pero ahora debemos confiar en la Palabra de Dios, y estar contento con el pequeño ánimo que recibimos en esas raras ocasiones cuando El escoge para reforzar nuestra fe permitiendo una mirada bajo el velo que nos separa de otra dimensión. Sí, nosotros ahora vemos a traves del vidrio, oscuro; pero entonces cara a cara (1 Cor. 13:12).
 


Para volver a nuestro homepage, usar su característica inversa, o escoger Hogar.htm

Registre en el registro de la propiedad literaria 1995 y 1998 por Carlos H. Clever. Todos derechos reservaron









 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

angels,angelic,angel,intervention,ministry,Tish Clever,Daniel 12,angels,angelic,angel,intervention,ministry,Tish Clever,Daniel
   12,angels,angelic,angel,intervention,ministry,Tish Clever,Daniel 12,angels,angelic,angel,intervention,ministry,Tish Clever,Daniel
   12,angels,angelic,angel,intervention,ministry,Tish Clever,Daniel 12,angels,angelic,angel,intervention,ministry,Tish Clever,Daniel
                      12,angels,angelic,angel,intervention,ministry,Tish Clever,